viernes, 12 de febrero de 2010

MATRIMONIO CRISTIANO... Como debe portarse el Hombre de DIOS con su Esposa

Actualmente no es facil hablar de como debe de ser un Matrimonio Cristiano, ya que incluso los mismos cristianos -hombres y mujeres- estamos muy influenciados por los criterios que el Mundo establece, y dejamos de lado las indicaciones que DIOS a traves de su PALABRA nos hace. Por ello es interesante retomar algunos puntos que el Pastor Jesús Castelazo -en su libro CORDON DE TRES DOBLECES- nos señala, basado en lo que establece la Biblia. Veamos...
  1. Maridos amad a vuestras Mujeres como CRISTO amó a la Iglesia y se entrego asimismo por ella. El mandamiento aqui es mas claro que el agua. El hombre debe entregarse integramente a su mujer, sin dudas ni recelos, sin actitudes ni inseguridad. JESUS se entregó integro a la Iglesia, dando su vida por ella; de la misma manera el Esposo debe de dar la vida por su Esposa.
  2. "PARA SANTIFICARLA". Santificar es apartar para DIOS. Al entregar nuestra vida al SEÑOR, estamos seguros que El nos perdonó; pero ademas debemos estar dispuestos a "apartarnos" del Mundo y "entregarnos" a El. Esto es "santificar"; Una cosa es ser "salvo" y otra cosa diferente es ser "santos". El marido recibe a su esposa, y ahora le toca santificarla, separarla para DIOS. Adoptar la actitud que CRISTO adoptó para con la Iglesia, separandola de las cosas del Mundo.
  3. "PARA PURIFICARLA". CRISTO no solo nos santifica, sino que nos purifica. La santidad se refiere a los hechos mientras que la pureza se refiere a las intenciones de nuestro corazon. El mundo enseña que la mujer debe "liberarse" -enfocando el concepto de "libertad" hacia el "libertinaje"-, inyectando en su corazon el anhelo de alejarse de las cosas de DIOS por considerarlas supuestas ataduras que cohiben sus inquietudes de superacion. Esto es una gran mentira del enemigo que contamina el corazon de hombres y mujeres; el proposito de DIOS es purificarnos y liberarnos de esa mentira.
  4. "PARA GLORIFICARLA". El amor del esposo debe hacer que la esposa se sienta realizada, liberada, plena; el amor que glorifica es el que tributa honor, honra, alabanza. CRISTO derramó lagrimas de sangre por su Iglesia; y se encuentra a la diestra del PADRE rogando por nosotros, en todo momento y a pesar de todo. Asi el esposo debe glorificar a su esposa, pues es la otra parte de su ser. Todo lo que hagamos contra ella se nos viene de vuelta a nosotros. Y todo lo que hagamos por glorificarla, nos glorifica a nosotros.
  5. PARA QUE NO TENGA MANCHA NI COSA SEMEJANTE. En el proceso de aprendizaje que es el matrimonio, la esposa comete errores, y al esposo le toca con su amor inspirarla a que los supere. El esposo debe de llegar a ser admirado por la esposa. Para que eso suceda, el hombre debe ser un hombre de DIOS, y con ello adquirir autoridad espiritual sobre su esposa. Esto incluye la intimidad: el cuerpo del esposo ya no le pertenece, sino que le pertenece a la esposa, y el cuerpo de la esposa le pertenece al esposo. Por eso la infidelidad está totalmente descartada del matrimonio. A lo largo de la BIBLIA, el adulterio es condenado una y otra vez. En Genesis, en Deuteronomio, en Proverbios, etc., una y otra vez DIOS condena el adulterio; el mismo JESUS lo condena cuando le cuestionan sobre el divorcio, y en Apocalipsis el Angel del SEÑOR condena la manera en que la mujer seductora se introduce en el seno de la Iglesia para pervertirla. Por ello no debe haber mancha.
  6. PARA SUSTENTARLA. La esposa debe de ser un reflejo del amor de su esposo. En su cuidado personal, en su higiene fisica y espiritual, en su vestir, en su salud, en su educacion, en su cultura, en su comportamiento moral y social, en su amor por la familia.
  7. PARA CUIDARLA. El hombre tiene la obligacion de proteger a su mujer de cualquier ataque, sea fisico, moral o espiritual. El hombre da la cara por su esposa, igual que CRISTO da la cara por su Iglesia. Cuando la esposa se siente protegida por el esposo, se vive en un hogar lleno de amor.
En la vida matrimonial, el hombre es el rsponsable de la situacion que ahi se vive. DIOS  bajó al Paraiso y le pidió cuentas a Adan, no a Eva. Es posible que haya mujeres que sean malas, de genio, de mal caracter, crueles, desleales, rebeldes; pero un hombre que vive cerca de DIOS quizás pueda ganarlas para CRISTO y hacerlas salvas. Un marido que es espiritual, que vive cerca de DIOS, tade o temprano gana la batqlla. Estar en comunión con DIOS, orar por nuestra esposa, tenerle paciencia, esa es la clave para vivir un matrimonio honrado por el amor. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada